Posted by : nydia 11 jul. 2014

Image: Creatas | Thinkstock
Últimamente, la economía no se ha portado muy bien con el personal de enfermería recién graduado. Se han recortado los presupuestos, ha habido recortes de personal y muchos lugares han ‘congelado’ la contratación de personal. Por eso, cuando recibas la ‘llamada”, te interesa estar preparado. La diferencia entre conseguir un trabajo y ser otro formulario rellenado es tan simple y sutil que puede pasar desapercibida. Aquí tienes algunos consejos para que tu nombre sea tenido en cuenta:
Vístete para el éxito
Esto puede parecer evidente, pero lo he visto demasiadas veces. Hombres y mujeres se presentan a la entrevista con ropa informal o, peor aún, se presentan con el uniforme de trabajo. No me importa en que trabajas, si quieres ESTE trabajo para el que estás haciendo la entrevista, encuentra la manera de vestirte para el éxito. Para los hombres, la única opción es un traje, no os conforméis con menos. Y guardad en casa los calcetines y corbatas llamativos. Para las mujeres, nada de zapatos abiertos. Sugeriría un traje si es posible. Conservador con buenos matices es la mejor opción.
Un porfolio
Todo el mundo debería tener uno. Debería tener tu expediente académico básico y datos destacados de tu carrera hasta ahora (sí, ya sé que justo te acabas de graduar). Debería destacar tus puntos fuertes y también mencionar tus debilidades (quien debe contratarte respeta esto). Debe incluir tus becas, cartas de recomendación y cualquier certificado que hayas obtenido. Asegúrate de incluir una copia de tu currículo y una lista de referencias. Todo esto demuestra tu capacidad organizativa y lo bien que te has preparado.
Preguntas
Todos sabemos las preguntas básicas que muchos empleadores suelen hacer (para enfermeras y todas las otras profesiones). Cuando estaba en la escuela de enfermería hacíamos simulaciones de entrevistas para entender y valorar las preguntas que se nos iban a hacer. Desde ‘¿Dónde te ves dentro de 5 años?’ a ‘dame un ejemplo de una situación difícil y cómo la resolviste’. La verdad es que todos los empleadores tienen un guion básico que utilizan en todas las entrevistas. Hice una búsqueda rápida en Google de ejemplos de preguntas: puedes verlasaquí.
No solo deberías preparar las preguntas que te van a hacer. También deberías prepárate las preguntas que tú vas a hacer. Definitivamente deberías tener una serie de preguntas apropiadas para tu entrevistador. Desde ‘¿Qué conjunto de habilidades predominan en esta unidad? a ‘¿Cuál es la tasa de personal que se queda en el puesto/deja su trabajo?’ son algunas de las preguntas que deberían venirte a la cabeza. Asegúrate de enterarte de cómo se te tratará como recién graduado. ¿Cómo será la orientación? ¿Cuánto durará? ¿Tipo de preceptor? ¿Más de un preceptor? ¿Comentarios? ¿Guía? ¡Lo peor que puedes hacer cuando vas a una entrevista es no hacer ninguna pregunta! Esta es probablemente una de las razones por las que no contratan a mucha gente. ¿Por qué debería el empleador quererte en su equipo si no tienes ningún interés en saber sobre ellos?
Actitud
Ante todo, sé profesional, pero no temas bajar la guardia y mostrarte como eres. Todos somos humanos. Es normal estar nervioso y está bien admitir que estás nervioso. ¡Recuerda siempre que la persona que está entrevistándote también tuvo que pasar por esto en su momento!
El mejor consejo que puedo darte para una entrevista es este: la entrevista es tu oportunidad para “venderte” y para “invertir” en la institución que está ofreciendo el puesto de trabajo.  La entrevista es solo una evaluación de tu carácter. Ya estás cualificado para ese trabajo, si no no te habrían llamado. La entrevista es para evaluar tu carácter y tu personalidad. ¿Eres la persona adecuada para esa organización? ¿Quiere esta organización invertir en ti?
Recuerda que no todas las entrevistas son para obtener el trabajo. Sobre todo, se trata de ver qué quieres TÚ como enfermera/o. No cojas un trabajo simplemente porque te lo han ofrecido. Asegúrate de que encaja contigo. Lo peor que te puede pasar a lo largo de tu carrea es ir saltando de trabajo en trabajo porque no estabas prestando la suficiente atención. No es contraproducente solo para tu tiempo y dinero, también lo es para tu carrera.
Por último, sacarás de la entrevista lo que pongas en ella

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Espacio Alquimista: Jalisco, Mx - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -