Celulitis

La celulitis es el acmulo de grasa que se presenta en la zona de los muslos y glúteos principalmente, pero también es habitual encontrarla en la parte baja de la tripa. Esta grasa hace que la zona afectada adquiera un aspecto poco regular, con “abultamientos” y “hoyos”, pero el problema de la celulitis no es sólo estético, ya que a su vez va a cambiar la calidad de los tejidos grasos de la zona, proporcionando mayor espesor, consistencia y sensibilidad, lo que a su vez puede traer más problemas como la aparición de dolor.
La celulitis o piel de naranja es un problema que afecta a muchas mujeres y ante el que no hay que resignarse. En este artículo te quiero presentar algunos trucos y consejos sencillos, que puedes realizar en casa para disminuir la celulitis.
1.    Bebe mucho agua: Además del acúmulo de grasa en la zona afectada es habitual el acúmulo de líquidos y la mala circulación, beber mucho agua te va a ayudar a evitar esta retención de líquidos y mitigar el problema, además te va a ayudar a eliminar las toxinas que se pueden acumular en la zona y en el resto del organismo.
2.    Haz ejercicio: Es la recomendación que siempre se da, pero es la mejor arma contra la celulitis. Además de realizar ejercicio aeróbico o cardiovascular (andar, correr, nadar, tenis…) que va a ayudar a la pérdida de peso general, pero también debes de realizar ejercicio de fuerza y potenciación de los músculos de la zona, ya que además de mejorar el aspecto de la zona presenta otra gran ventaja y es que el músculo consume energía y te va a ayudar con la pérdida de grasa en el día a día.
3.    Reduce la sal en la dieta: La toma excesiva de sal va a producir un aumento de la retención de líquidos y esto no va a hacer más que agravar el problema, lo mismo ocurre con los alimentos procesados o precocinados, que contienen altos niveles de sodio.
4.    Evita la ingesta de cafeina, té y otros excitantes como el chocolate. Paradójicamente la cafeina es un ingrediente muy habitual en los cosméticos de lucha contra la celulitis, pero está demostrado que su ingesta aumenta los niveles de celulitis.
5.    Elige alimentos en tu dieta que apoten gran cantidad de líquidos y de fibra, especialmente aquellos con alto poder diurético como las alcachofas, los espárragos…
6.    Cuando estés en la ducha date masajes circulares con agua fría. Al final de la ducha pon el agua tan fría como puedas y aplicatela en la zona con celulitis haciendo círculos, va a ayudar a la eliminación de grasa y a la calidad de la piel.
7.    Realiza sesiones de drenaje linfático manual. El drenaje presenta grandes beneficios, tanto por su gran poder en la eliminación de líquidos como su capacidad estimulante de la formación y mejora de la calidad del colágeno de la piel. Busca siempre un buen profesional que realice esta técnica.
8.    Aplica masajes con hielo o frío en la zona: El frío (moderado, en procesos cortos) va a activar el metabolismo, por lo que va a favorecer la eliminación de grasas, va a ayudar en la buena elasticidad y reafirmación de la piel.
9.    Evita las dietas hiperproteicas: Son dietas que ahora están muy de moda, y que ayudan a quemar calorías muy rápidamente ya que la destrucción de las proteinas requiere un gran gasto calórico, pero van a producir muchas toxinas que se van a acumular en tu organismo, pero a la  vez va a acidificar y sobrecargar la función del riñón, lo que se va a traducir en una mayor retención de líquidos.
10.    Evita el uso de prendas muy ajustadas: Este tipo de prendas van a dificultar el retorno venosos y por ello los tejidos van a tener un peor aspecto y funcionamiento, empeorando más aún el problema de la celulitis.
Estos son algunos trucos y consejos que te aportamos desde fisioterapia-online, pero la celulitis es muy reacia al tratamiento, por ello lo más importante es tener paciencia y adoptar unos buenos hábitos saludables que se conviertan en un buen estilo de vida.

motivos saludables por los que mantener sexo cada día

dormir

10 razones por las que mantener relaciones a diario

1. Una buena manera de hacer ejercicio
Es evidente que cuando se mantienen relaciones sexuales se está realizando una actividad física. El efecto que produce en el cuerpo es muy parecido al que provoca ir al gimnasio. Quemamos calorías, en concreto, poniendo un ejemplo, si se tiene relaciones 3 veces por semana durante unos quince minutos a lo largo de un año quemas, atención, 7.5000 calorías anuales. Nada mal, ¿no? ¿Sabes qué hace que quemes lo mismo? Correr 120 kilómetros.
deporte
¿A que no te lo esperabas? Al parecer como respiramos más profundamente aumentamos el oxigeno en nuestras células y eso no es todo, al producir testosterona nuestros músuculos y huesos permanecen bien fuertes.
2. Elimina el estrés
Como hemos comentado previamente, cuando estamos manteniendo relaciones respiramos másprofundamente, ¿y qué es lo que recomiendan para relajarse? Exactamente lo mismo.
intimidad felicidad
Además, durante este acto generamos mucha dopamina -que reduce las hormonas del estrés- y endorfinas -la hormona de la felicidad-. Lo que provoca que una actividad sexual frecuente disminuya muchísimo la ansiedad de los individuos.
3. Mejora la confianza mutua y crea intimidad
Cuando hacemos el amor producimos además de dopamina y endorfinas. una hormona que se llamaoxitocina. Está hormona también se conoce como “hormona afrodisíaca” o “hormona del amor“.
mimos
Esta hormona hace que estemos más mimosos y abramos un poco más nuestro corazón a aquella persona con la que estamos compartiendo intimidad. Por lo que mantener relaciones diaria o frecuentemente acercará a la pareja que lo haga.
4. Nos ayuda a dormir
Si nos servía para hacer ejercicio, este tipo de actividad, por consiguiente, nos dejará cansados y con más ganas de dormir.
Tras mantener relaciones el cuerpo queda relajado y es mucho más fácil evitar el insomnio.
5. Disminuye las posibilidades de tener cáncer de próstata
Increíble, pero cierto. Un estudio australiano descubrió que los hombres que mantenían relaciones plenas 21 veces al mes tenían menos posibilidades de desarrollar un cáncer de próstata.
6. Una forma de aliviar el dolor
¿Por qué? El placer es la mejor forma de combatir al dolor. Si tienes migrañas al parecer mantener relaciones es una buena solución.
intimidad
Según el doctor George E. Erlich de Filadelfia y especializado en artritis, un estudió que dirigió demostró que había una relación entre la artritis y el sexo. Al parecer aquellos pacientes que tenían relaciones íntimas más frecuentemente sufrían menos dolor. Curiosísimo, ¿verdad?
7. Un aspecto más juvenil
Así es. David Weeks, un investigador de neuropsicología del Hospital Royal Edinburgh, asegura que “hacer el amor 3 veces a la semana te hace parecer 10 años más joven“.
te ves más joven
El mismo Dr. Weeks desarrolla sus descubrimientos sobre el efecto de las relaciones íntimas con la juventud en su libro “Secrets of the Superyoung” (“Secretos de los súper jóvenes”)
8. Estamos de mucho mejor humor
Como hemos dicho producimos un montón de hormonas con efectos positivos mientras mantenemos relaciones: endorfinas, oxitocinas… Estas y la parte emocional que implica el experimentar algo tan íntimo con la persona a la que amas y a la que deseas, hacen que quienes participan en este acto se sientan másfelices. Imagínate si se realiza a diario.
9. Buenísimo para el corazón de los varones
Algunos científicos del Instituto de Investigación de Nueva Inglaterra estudiaron qué efecto tiene el sexo sobre el corazón. ¿Qué descubrieron?
corazón
Que los hombres que practicaban esta actividad más a menudo (el 45%) tenían menos posibilidades de sufrir enfermedades de tipo cardiovascular. Eso sí, esto no se aplicaba en las mujeres, en las que el efecto variaba.
10. Mejora nuestra defensas
Al parecer cuando se hace el amor frecuentemente, aumenta la presencia de Inmunoglobulina A en nuestro cuerpo, un antígeno que nos defiende de, por ejemplo, la gripe.
Pareja hombre mostrando músculo
¿Cuál es el beneficio de mantener relaciones frecuentemente que más te ha sorprendido? ¡Cuéntanoslo!

Agentes Físicos: Ario o calor, cual usar?

CUÁNDO Y CÓMO APLICAR FRÍO: CRIOTERAPIA

Se aplica en situaciones en las que la lesión acaba de producirse o durante la fase inflamatoria, es decir, como mucho durante los tres días siguientes. 
El mejor modo de aplicación desde mi punto de vista es meter varios cubitos de hielo en una toalla, unir los extremos y golpear la toalla para machacar el hielo. De este modo evitamos una posible quemadura por frío al tener la toalla y logramos que se adapte correctamente al lugar de la lesión, al contorno corporal.
Se harán 3 aplicaciones de 10 minutos. Entre las distintas aplicaciones (cada aplicación) deberán transcurrir al menos 2 horas. 
Al ponernos hielo estamos reduciendo la inflamación, evitando que se acumulen sustancias oxidativas e impidiendo la muerte de las células que se encuentran cerca de la lesión.
Ten en cuenta que...
  • Durante las primeras 72 horas en caso de: sobrecarga, rotura de fibras, golpe, esguince, luxación o fractura. 
  • En caso de una tendinitis, aplicar frío cuando duela.

¿CUÁNDO NO DEBO PONERME HIELO?

No aplicaremos hielo tras la inflamación aguda, es decir, después de 3 días de realizar la lesión. De lo contrario retrasaremos el tiempo y la calidad de reparación del tejido 
No debemos aplicar frío antes de hacer ejercicio por varios motivos: El frío tiene un efecto sedante, y si aplicásemos frío la zona quedaría anestesiada y podríamos lesionarnos. Al mismo tiempo esta disminución de temperatura hace que el tejido se vuelva menos elástico y pierda fuerza. 
No debemos superar nunca los 40 minutos de aplicación, ya que podríamos crear una parálisis por frío y quemaduras cutáneas.  Tampoco lo aplicaremos en casos de hipersensibilidad al frío, vasoespasmos, problemas circulatorios o problemas cardíacos graves.

¿CUÁNDO Y CÓMO APLICAR CALOR?: TERMOTERAPIA

Podremos aplicar calor siempre que haya pasado la fase inflamatoria mencionada antes (3 días tras la lesión).
El tiempo de aplicación será aproximadamente de 20 minutos. Al aplicar calor estamos produciendo un aumento de sangre en la zona, una disminución de la presión arterial y un efecto sedante debido a la relajación muscular y alivio de la fatiga muscular. 
Deberemos tener cuidado a la hora de aplicar el calor ya que podemos quemar nuestra piel sin darnos cuenta. Tenemos que notar calor intenso pero agradable y se recomienda revisar la zona al de un tiempo para comprobar que no se ha producido ninguna quemadura. 
Existen diferentes métodos de aplicación de calor como mantas eléctricas, sacos de semillas, fangos, parafina, lámpara de infrarojos... no existe gran diferencia entre ponerse una cosa u otra, ya que el calor que vamos a producir siempre va a ser superficial, así que si en casa tienes un saco de semillas no te compres una manta eléctrica porque alguien te haya dicho que es mejor. 
Ten en cuenta que...
  • Contracturas, lesiones por esfuerzo, mala postura, rigidez
  • Antes de entrenar podemos aplicarlo para aumentar la flexibilidad y evitar lesiones.

¿CUÁNDO NO DEBO PONERME CALOR?

Nunca deberemos poner calor si existe inflamación, es decir, si la zona está caliente, enrojecida e hinchada. Por supuesto, tampoco lo aplicaremos durante los tres primeros días tras un golpe, esguince, fractura... ya que entonces la inflamación aún está presente.
En casos de anestesia o alteración de la sensibilidad deberemos tener especial cuidado por el riesgo de quemaduras. Tampoco aplicaremos calor en procesos infecciosos, cardiopatías descompensadas, ni en caso de alteraciones de la tensión arterial como en hipotensión grave

Siendo inteligente, con 5 sencillos métodos

¿Os habéis preguntado alguna vez cómo podríais ser más inteligentes? La mayoría de consejos que se suelen dar en estos casos son: hacer ejercicio mentales y estudiar, estudiar mucho. De hecho no falta razón, es así, estudiar es una técnica eficaz, pero requiere mucho tiempo y esfuerzo. Por eso yo siempre me he preguntado sí no habrá otro método más rápido y fácil?. Y descubrí que si, lo hay. Si queréis ser más listos sin estar 12 horas diarias en la biblioteca hincando los codos, tomad nota de estos consejos.
Os voy a explicar los 5 métodos de eficacia probada para ser más inteligentes según Marcos Chicot, escritor y licenciado en Psicología Clínica. Con sus técnicas, hacernos más inteligentes está al alcance de nuestra manos. Veamos cómo:
1. Epicatequina
¿Sabíais que tomando cacao o té verde proporcionas a tu cerebro sustancias que te hacen ser más inteligente?
Científicos de la Universidad de Calgary, Canadá, descubrieron que la epicatequina, una sustancia presente en algunas plantas como el cacao y el té verde, tiene efectos directos sobre el cerebro. Los científicos hicieron un experimento con caracoles, y descubrieron que estos eran capaces de recordar algunas tareas sencillas cuando se les daba una dosis de epicatequina. Pero no tan sólo fue experimentado en animales, estos beneficios de la epicatequina también fueron probados con humanos y dieron resultados muy positivos.
Según un estudio publicado por Nature Neurociencie, un grupo de 37 pacientes entre 50 y 69 años consumió 900 miligramos diarios durante tres meses. El experimento logró que la memoria de los pacientes rejuveneciera 30 años. ¿Increíble verdad? Pues nosotros también podemos aplicarnos esta técnica, y no es muy difícil. Además, para los amantes del té o del chocolate, es una magnifica noticia.
Sin embargo, Marcos Chicot nos recomienda, para unos mejores resultados, ingerir esta substancia tomando cápsulas de té verde con una concentración alta de epicatequina (EGCG).
cacao
2. Cafeína
Todos conocemos ya los efectos de la cafeína sobre nuestro organismo. Por ello, no nos resulta extraño ver como se llenan las mesas de las bibliotecas de latas de Coca Cola o Red Bull cuando se acerca la temporada de exámenes. Es conocido que los niveles de alerta que nos proporciona la cafeína incrementan nuestra actividad cognitiva. Pero lo que no sabemos todos, es que la cafeína también incrementa nuestra memoria.
Un estudio de la Universidad Johns Hopkins ha demostrado que una dosis de 200 mg de cafeína incrementa el aprendizaje incluso tomándola después de la sesión de estudio. Así que si estáis en época de exámenes, os irá bien tomar un café bien cargado.
coffee
3. Actividad intelectual
Marcos Chicot nos recomienda que dejemos la TV y leamos más. Es evidente que es mucho más beneficioso para nuestro cerebro leer una novela que consumir programación basura. ¿Por qué? La razón es que cuando estamos delante de una pantalla, nuestra actividad cerebral es mucho menor que si estuviéramos leyendo. ¿Y qué consecuencias tiene esto? Muy fácil. Si no ejercitamos nuestro cerebro con actividades que estimulen las conexiones neuronales, que nos hagan pensar, estas conexiones se debilitan e incluso pueden desaparecer. Por ello es que dicen que la TV atonta.
Imagen-2

4. Ejercicio físico

¿Sabíais que el deporte no es tan sólo beneficioso para nuestro cuerpo, si no también para nuestro cerebro?.
Hay estudios que demuestran que el ejercicio físico aumentaba el tamaño de una estructura del cerebro llamada hipocampo. ¿En qué nos beneficia esto? Esto lo que hace es mejorar nuestra memoria y hacer que aprendamos mucho más rápido y eficazmente. Ya lo decían nuestros antepasados Griegos, “Mens sana in corpore sano”. Si mejoramos nuestra actividad física, además de estar en forma, se notará en nuestra inteligencia.
Untitled-1
5. Contacto social
Quién nos iba a decir que una actividad tan cotidiana y divertida como hablar con los amigos iba a resultar ser una técnica que no hace ser un poco más inteligentes. Pues sí, es así. Estimulamos mejor nuestro cerebro en sociedad. Por ello, una de las mejores técnicas para mejorar tu inteligencia es rodearte de gente que te aporte nuevos conocimientos y perspectivas. Rodearte siempre de los mejores. Marcos Chicot nos argumenta, que “el contacto social exige al cerebro mantener un cierto nivel de atención, estar alerta”. De modo que ya tenéis excusa perfecta para salir con los amigos y pasar esas largas tardes charlando en el bar. Nada tan divertido fue tan bueno.
Imagen-1

Conoce el lenguaje corporal y su significado

la postura de un hombre nos habla de su pasado. La sola posición de sus hombros nos da la pauta de las penurias sufridas, de su furia contenida o de una personalidad tímida. En centros de investigación como el Instituto Esalen, se considera que algunas veces los problemas psicológicos personales coinciden con la estructura corporal.
Cuando una mujer atraviesa un largo período depresivo, su cuerpo se descontrola, los hombros se encorvan bajo el peso de sus problemas. Tal vez desaparece el motivo de su depresión pero la postura se mantiene igual, algunos músculos se han acortado, otros se han estirado y se ha formado un nuevo tejido conjuntivo. Debido a que su cuerpo aún continúa agobiado, sigue sintiéndose deprimida. Es posible sin embargo, que si su cuerpo pudiera re-disciplinarse y volver a su equilibrio adecuado, mejorarían también sus condiciones psíquicas. Estas teorías forman parte de la Medicina psicosomática, que señala que el estado del cuerpo afecta al de la mente, y viceversa.
1posturas
La postura no es solamente una clave acerca del carácter; también es una expresión de la actitud. En efecto, muchos de los estudios psicológicos realizados sobre la postura la analizan según lo que revela acerca de los sentimientos de un individuo con respecto a las personas que lo rodean.
La postura es el elemento más fácil para observar e interpretar dentro de la comunicación no verbal. Las posturas constantemente nos envían señales y mensajes sobre los juicios, opiniones y sentimientos de una persona, con respecto a una situación u otra persona.
1posturas8
El 90% de nuestra comunicación es no verbal, puro lenguaje corporal. Esto es un análisis sobre los gestos que generamos las personas, que nos sirve como herramienta para lograr entender los pensamientos y emociones:
Gesto de acariciarse la mandíbula:
Toma de decisiones
Gesto de entrelazar los dedos:
Autoridad
Gesto de dar un tirón al oído:
Inseguridad
Gesto de mirar hacia abajo:
No creer en lo que se escucha
Gesto de frotarse las manos:
Impaciencia
Gesto de apretarse la nariz:
Evaluación negativa
Gesto de golpear ligeramente los dedos:
Impaciencia
Gesto de sentarse con las manos agarrando la cabeza por detrás:
Seguridad en sí mismo y superioridad.
Gesto de inclinar la cabeza:
Interés
Gesto de palma de la mano abierta:
Sinceridad, franqueza e inocencia.
Gesto de caminar erguido:
Confianza y seguridad en sí mismo.
Gesto de ararse con las manos en las caderas:
Buena disposición para hacer algo.
Gesto de jugar con el cabello:
Falta de confianza en sí mismo e inseguridad.
Gesto de comerse las uñas:
Inseguridad o nervios
Gesto de la cabeza descansando sobre las manos o mirar hacia el suelo:
Aburrimiento
Gesto de unir los tobillos:
Aprensión
Gesto de manos agarradas hacia la espalda:
Furia, ira, frustración y aprensión.
Gesto de cruzar las piernas, balanceando ligeramente el pie:
Aburrimiento
Gesto de brazos cruzados a la altura del pecho:
Actitud a la defensiva.
Gesto de caminar con las manos en los bolsillos o con los hombros encorvados:
Abatimiento
Gesto de manos en las mejillas:
Evaluación
Gesto de frotarse un ojo:
Dudas
Gesto de tocarse ligeramente la nariz:
Mentir, dudar o rechazar algo.

¿Una sonrisa es una manifestación espontánea de satisfacción por algo?

No siempre esto es así, la mayoría de las veces la sonrisa es un gesto forzado y se convierte en una especie de máscara para nuestros verdaderos sentimientos, es el gesto llamado sonrisa profesional.
Gesto de jugar con un lápiz o un objeto cualquiera:
Es evidente que lo que esta persona nos provoca con este gesto es nerviosismo, inquietud, ansiedad, en realidad estamos tratando de ganar tiempo y preparándonos para dar una respuesta adecuada.
Gesto de mirar el reloj mientras se habla:
Denota prisa e intranquilidad.
Gesto de mirar el reloj mientras otra persona habla:
Es un gesto rudo que revela impaciencia.
Gesto de tamborilear los dedos sobre una superficie:
Denota intranquilidad impaciencia.
Silbar mientras se camina por un lugar solitario:
No estamos llamando la atención; estamos simplemente haciendo un ajuste psicológico por el temor de recibir cualquier tipo de agresión inesperada.
Gesto de pisadas repetidas en el suelo mientras se está estático:
Sugiere nerviosismo, impaciencia, intranquilidad. Se está acumulando tensión y es posible que ésta estalle en cualquier momento.
Gesto de arreglarse el pelo con la mano:
Es un gesto muy femenino; sugiere provocación discreta, coqueteo.
Gesto de ajustarse el nudo de la corbata con la mano:
Es un gesto equivalente al anterior. El mismo mensaje de me gustas puede manifestarse con el gesto de arreglarse el pliegue del pantalón, las solapas de la chaqueta, el pañuelo en el bolsillo de al chaqueta, etc.
Gesto, en las mujeres, de morderse los labios con la punta de la lengua:
Es un gesto de mensaje abiertamente sexual, de provocación sutil.
Gesto de morder un labio con el otro:
El mismo mensaje anterior, sugiere cierta timidez actitud nerviosa.
Gesto de acariciar un objeto determinado inconscientemente:
Es un gesto que denota sensualidad, es un gesto típico de los individuos de sexualidad desarrollada.
Gesto de una sonrisa con una mirada directa y prolongada (10 segundos o más):
Sugiere provocación discreta y coqueteo.
Gesto de la clásica mirada de arriba, abajo:
Es característica de la persona que es muy sensual.
Gesto de la palma de la mano abierta en todo momento:
Es un gesto característico de las personas sinceras.
Gesto del puño cerrado:
Revela tensión, nerviosismo, con este gesto se oculta la verdad.
Gesto de los hombros caídos:
Sugiere depresión, incapacidad para hacerle frente a ciertas situaciones en la vida.
Gesto de sentarse con las dos piernas unidas paralelamente:
Denota una personalidad ordenada y cuidadosa.
Gesto de cruzar la pierna en un ángulo de 90º al nivel de la rodilla
Es ambicioso. competitivo. Es un gesto poco común en las mujeres.
Gesto de sentarse sobre una pierna:
Sugiere una personalidad muy conformista a quien no le es fácil tomar decisiones.
Gesto de la mujer que se sienta con las piernas abiertas:
Revela independencia, un concepto muy definido de su imagen.
La persona camina muy a prisa:
Sugiere una personalidad dinámica, inquieta, ansiosa por cumplir metas que se ha trazado en un tiempo determinado.
Si el individuo camina con pasos vacilantes, y no mantiene una relación recta al caminar:
Denota una personalidad vacilante, errática, insegura, tímida y cansada por los embates recibidos en la vida.
Gesto de echarse hacia atrás en una butaca:
Sugiere confianza en uno mismo
Gesto de poner los pies sobre la mesa:
Denota relajamiento total, control absoluto.
Cuando se llama la atención por la ropa y forma en que uno se viste:
No sólo se proyecta una personalidad exhibicionista, sino se demuestra un carácter rebelde, independiente.
Un tono de voz demasiado alto:
Sugiere una personalidad agresiva capaz de actuar con violencia en un momento determinado

- Copyright © Espacio Alquimista: Jalisco, Mx - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -