Posted by : nydia 22 nov. 2014

10-Cosas-que-debes-preguntarte-antes-de-cumplir-tus-30-años---Por-Paul-Angone

Tus veinte años también pueden tener un mal momento. Te gradúas en la universidad. Consigue un trabajo, no necesariamente el que has estado soñado. Puede mudarte a una nueva ciudad e intentar vivir por tu cuenta. Sin embargo, una gran parte del tiempo, simplemente no estás seguro por dónde te diriges, o incluso hacia dónde quieres ir.

Frecuentemente, la pregunta “¿ahora qué?” Nos afecta a los veinte años como una gran epidemia de varicela. Que mientras más nos rascamos, peor nos pica. La gran pregunta de “¿qué estoy haciendo con mi vida?” Nos puede fastidiar tanto, como el chico malo que estaba sentado en la cabeza en el tercer grado, de nuestra escuela.

Nuestros veinte años pueden estar repletos de muchas preguntas, pero si no hacemos las preguntas correctas, permaneceremos para siempre atrapados en ellas.

Después de años de lucha, estudios, búsqueda e intentando ser un glamoroso que termina aplastado una y otra vez, les comparto una serie de 10 preguntas que todos los veinteañeros debe preguntarse para tener éxito:

1. ¿Las personas con las que te ayudan a crecer?
¿Tus amigos te ayudan a crecer o te mantienen distraídos bebiendo en los sótanos? ¿Tus amigos son como piedras atadas a tus tobillos o son personas que te ayudan a crecer y volar cada vez más alto?
Si tu vida se pareciera a la vida de tus amigos, eso ¿te motiva a crecer o te asusta?

2. ¿Quién me inspira más?
Piensa en la persona que más te desafié. ¿Quién es? Ahora, ¿cuál es su historia? y ¿qué tipo de personas llegan a esta persona?
Escribe las palabras que vinieron a tu mente.
La persona a la que quiere llegar a ser, dice mucho sobre quién esperas llegar a ser.

3. ¿Me gustaría vivir conmigo?
Antes de empezar a pensar de casarte y compartir tu vida con alguien más… ¿Cómo vivirías o quisieras vivir contigo mismo? ¿Has abierto alguna vez  la puerta de tu armario para enfrentarte con tus propios miedos?
Hay muchas personas que inician un noviazgo, o pololeo, con la esperanza de que estando junto a alguien puedan solucionar todos sus problemas, cuando en realidad, estar relacionándose con alguien, tiene el mágico poder de exponer aún más todos los problemas que realmente existen en uno. Al igual que un mago, estas queriendo poner grandes problemas detrás de una cortina, pero no haces nada para que ellos desaparezcan.
Muchos tratan de auto engañarse, creyendo que podrán olvidarse, mágicamente, de sus problemas. Pero ellos continúan en espera, como una llamada telefónica, esperando que los atiendas de una vez.
Si no te gusta vivir contigo mismo, ¿es justo hacerle vivir a alguien, lo que usted no quiere?

4. ¿Amo mis inseguridades o me encanta mis puntos fuertes?
Si amas tus inseguridades, demandaras la ayuda de otros. Mientras que si amas tus puntos fuertes, terminas ayudando a otros.
Amar tus inseguridades significa que no quieres o no toleras ver a las personas que te rodean, teniendo más éxito del que tú tienes.
Amar tus puntos fuertes significa que eres capaz de celebrar los éxitos de aquellas personas que te rodean.
Amar tus inseguridades te lleva a decir “¿qué vas a hacer hoy por mí?”. Mientras que amar tus fortalezas te lleva a decir a otros, “¿qué puedo hacer hoy por ti?”.
Ten cuidado que muchísimas personas aman sus inseguridades, y eso no las lleva a amar a otros, sino a mirarse a sí mismo y esperar ayuda de otros.



5. ¿Dónde puedo crecer con mi talento y dónde puedo desinflarme rápidamente?
Todos tenemos talento. Y todos tenemos un montón de actividades en las cuales no tenemos talento, pero sin embargo seguimos esforzándonos para que ellas se transformen en talentos natos, pero que a fin de cuentas terminas desgastando parte de tus fuerzas en algo que no podrás hacerlo del todo bien y que termine frustrándote.
Por ello escribe algunas cosas con la cuales tu eres talentoso y algunas otras con la que no lo eres.
A continuación, pon tus fuerzas en concentrarte en aquellas cosas que haces bien, dedicándole tiempo y esfuerzo para hacerlas mejor. Mientras que por otro lado, deja el remordimiento como las preocupaciones, por aquellas cosas, en que no eres bueno, y no sigas luchando en vano por cosas que te superan.
No se trata de complacer nuestros propios deseos, sino que se trata de alinear nuestras vidas, con los planes que Dios tiene para con nosotros, para así poder agradarle.
6. ¿Cuáles son mis pasatiempos favoritos (cosas que hago por diversión), y son algo que puedes aprovechar en una carrera o un producto?
Recientemente un empresario, llamado John Saddington, instó a las personas a “examinar nuestras aficiones o hobbies”.
Quizás no hayas pasado mucho más tiempo en tu hobbies que miles de personas de este planeta. Pero de aquello que disfrutas puedes sacarle mucho provecho.
¿Cómo?
En el caso de Saddington, amaba los juegos on-line, es por ello que creó un servicio de citas vía web, para aquellos que jugaban vía online. El conocía como era el ambiente de los juegos, y también conocía sobre sitios web, es por ello que los fusiono y logro tener éxito inmediatamente.
En mi caso, mi mente tiende a pensar miles de historias, es por ello que empecé a escribirlas.

7. ¿Qué es lo principal que te detiene?
¿Es una adicción? ¿Ataques de ansiedad? ¿Depresión? ¿Obsesión por la imagen? ¿Abdominales duros para presumir a otros? o ¿un cuerpo que toda mujer admire?
¿Qué es lo más importante que te impide avanzar?
¿Qué puede ayudarte a cortar las cadenas que te impide crecer?

8. ¿Qué cosas son negociables y cuáles no lo son?
¿A qué estás dispuesto a renunciar y sí a aferrarte fuertemente? ¿Estás dispuesto a mudarte a cualquier lugar, pero nunca a tomar un empleo que te haga trabajar más de 40 horas semanales?
¿Estás dispuesto a dejarlo todo por la persona que te gusta, pero no a cambiarte de ciudad para estar juntos por siempre?
Ora, para que Dios te de entendimiento y sabiduría, para hacer una lista de aquellas cosas que son y no son negociables. Cuando finalices apégate a ella, para que en los momentos en que dudes y no sepas hacer, esa lista sea como una brújula a la hora de tomar decisiones.

9. ¿Qué quiebra tu voluntad?
Últimamente con las tendencias de la sociedad, muchas veces las cosas triviales terminan definiendo qué haremos. Pero muchas veces esas cosas no nos llevan por buen camino.
Dios debe ser el primero al que debemos consultar sobre decisiones a tomar y el que debe definir nuestro caminar en cosas pequeñas como en grandes decisiones. Si nosotros le confiamos nuestro caminar, Él de seguro hará prosperar nuestro caminar.

10. Cuando llegues a tener 29 años y 364 días, solo una cosa te gustaría haber alcanzado, ¿qué es lo que quieres qué sea?
Como veinteañero, solo tienes la oportunidad de lograr solo una cosa, ¿cuál sería? ¿Qué paso tomarías hoy para llegar a ello?
Sabes, estas en una edad en que puedes avanzar y crecer muchísimo, como así estas en una edad donde si no tomas las decisiones acertadas y no persigues tu propósito, puedes quedarte como estancado, o detenido por varios años. No te detengas y avanza. Aférrate de Cristo que con Él todo se puede. No dejes que comentarios negativos te detengas ni tu propia pereza.
Determinarás asimismo una cosa, y te será firme, Y sobre tus caminos resplandecerá luz. Job 22:28
Por lo tanto, déjate aconsejar por tu pastor/líder, pide perdón si has hecho algo mal, corta con aquellas cosas que no te hacen bien. No cargues con piedras que no te dejen crecer y te impidan llegar a tu propósito. ¿Listo? Ahora comienza hacia tu propósito, haz algo para llegar a él, por más que sea algo pequeño pero avanza.

Escrito por Paul Angone


Fuente http://www.relevantmagazine.com/life/10-questions-every-twentysomething-should-ask
- See more at: http://www.historymaker.com.ar/10-cosas-que-debe-preguntarte-antes-de-cumplir-30-anos.html#sthash.V8uuh0LE.dpuf

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Espacio Alquimista: Jalisco, Mx - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -