Posted by : nydia 13 nov. 2013



Uno se expande, el otro se contrae. 
De la misma manera tú, eso depende del sentimiento que produces día a día.

El corazón sólo produce dos tipos de sentimientos: amor y miedo. De estos dos se derivan toda la diversidad de los otros sentimientos ya sean positivos o negativos.

El amor es el sentimiento más poderoso para hacer el bien, es el más puro, loable, beneficioso tanto para el que lo da como para el que lo recibe, nade se puede comparar con sus efectos positivos, entre más das más crece en ti, entre más lo compartes más lo recibes, entre más lo deseas para los demás, mas regresa a ti, si tú te vistes de amor este será responsables de todos los demás sentimientos positivos, desde la bondad hasta la paciencia, apacibilidad y gozo, etc.

El sentimiento del miedo es el más negro, oscuro y maligno que existe, nada se compara con él y si no lo dominas el terminara por dominarte, controlarte y prácticamente inhabilitarte, y lo peor de ello es que es el causante de todos los demás sentimientos negativos, desde el egoísmo hasta el rencor, la ira y la arrogancia, etc.

Observa como cada uno de ellos responde, el amor te expande y el miedo te contrae:

Tú tienes amor a escalar la montaña, por ello la escalas y te impulsa a cuidar de ella.
Tú no tienes miedo de caerte de una montaña, de lo que tienes miedo es de caer al escalar, y este te imposibilita de siquiera intentar escalar.

Tú tienes amor a las aves, por eso vuelas tan alto como ellas para alcanzar tus metas.
No tienes miedo a las alturas, tienes miedo de volar muy alto y alcanzar tus metas, por eso no vuelas.

Tú tienes amor a los fracasos, por eso valoras el aprendizaje que te dejan cada uno de ellos.
No tienes miedo de fracasar en el amor, en realidad tienes miedo de amar y por eso no amas de verdad.

Tú tienes amor a los viajes, por ello viajas sin cesar por el camino de la vida y compartes.
No tienes miedo de perderte durante el viaje, en realidad tienes miedo de viajar y por eso no viajas.

Tú tienes amor al progreso, por ello te enamora el ver a otros salir adelante y progresar.
No tienes miedo al progreso, más bien tienes miedo de progresar y por eso no progresas.

Tú tienes amor al triunfo y el éxito, pero amas más el de otros e imitas su ejemplo.
No tienes miedo al triunfo y al éxito, más bien tienes miedo de triunfar y ser exitoso, por eso no has triunfado y alcanzado el éxito.

Tú tienes amor a tus hijos, por ello antes de que te lo pidan estas con ellos sin escatimar tiempo, esfuerzo y amor.
No tienes miedo a la responsabilidad de los hijos, más bien tienes miedo a ser responsable con tus hijos, por eso no haces el tiempo para ellos.

Tú tienes amor a tus padres, por ello se los demuestras día a día con alegría, felicidad con palabras y acciones.
No tienes miedo a la muerte de tus padres, más bien a quedarte sin ellos, por eso en muchas ocasiones no los valoras y tampoco aprovechas el tiempo para estar con ellos.

Tú tienes amor a tu trabajo, por ello lo efectúas con ilusión y siempre das más de lo que se espera de ti.
No tienes miedo a perder el trabajo, tienes miedo a no tener trabajo, por eso te aferras a ese sólo trabajo como si fuera el único.

Tú tienes amor a tu pareja, por eso le das su libertad sin manipulaciones o chantajes.
No tienes miedo a tener una pareja, más bien tienes miedo a quedarte sin pareja, por eso la manipulas con el sentimentalismo y te comportas como una víctima.

Tú tienes amor al entregar lo mejor de ti a los demás, por ello no piensas en lo que implique, pues el amor da desinteresadamente.
No tienes miedo a entregar lo mejor de ti, más bien a dejar una buena impresión en los demás, por eso no te entregas en cuerpo y mente.

Tú tienes amor por amor, porque has aprendido y practicas la esencia pura del amor.
No tienes miedo de tener miedo, más bien tienes miedo de perder el miedo, por eso te gobiernan el miedo.

Tú tienes amor, por eso cuando te lastiman aunque sea intencionalmente, siempre perdonas.
Tú tienes miedo de perdonar, más bien tienes miedo de otorgar el perdón y te hinchas de rencor.

Como puedes ver, al amor se expande y el miedo se contrae.

¿Qué sentimiento te atrae más para practicarlo?

Más importante aún ¿Cuál es el que aflora con mayor frecuencia en tu vida diaria?

¿Te contraes o te expandes?

-Ezequiel Montaño, Naturista.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Espacio Alquimista: Jalisco, Mx - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -