Posted by : nydia 8 nov. 2013



- ¿Puedo hablarte un minuto?
- Claro, después de todo eres mi amiga.
- Es bien raro encontrar a un hombre sepa escuchar.
- Te dije que soy la excepción a la regla.
- No se si ya te habías dado cuenta...pero estoy enamorada.
- ¿Qué tan segura estás?
- Si la importancia de una persona se mide por las veces que he recordado sus palabras en mi mente, lo que me pasa ya no tiene remedio.
- Si quieres un consejo de un amigo que te quiere bien: no dejes que te rompan el corazón otra vez; no te lo mereces.
- Ese no es el problema; el corazón no es de quien lo rompe, sino de quien lo repara. No se que vi en el, solo se que no lo vi en nadie mas. Tantas personas en el mundo y vivo esperando un mensaje de el, aunque tan solo para que me diga "Hola"!
- Es increíble que una persona que acaba de entrar en tu vida puede demostrarte mas sentimientos que otras personas que han estado ahí siempre...
- El otro día viví ese momento incómodo donde pierdes el orgullo, mandas el mensaje, no te responde y después te arrepientes de haberlo enviado.
- Jaja, quizá estaba muy ocupado...eso suele pasarnos a casi todos los hombres.
- El otro día me dice: "Te dejo porque me quedo sin batería"...y el no sabe las veces que le contesté parada al lado el enchufe! Pero en fin, tampoco puedo decir que no me contesta. Se tarda un poco, pero se que a su manera, me contesta.
- Mi madre solía decir que cuando una persona se ríe mucho, aún de las cosas absurdas, muy en lo profundo está muy triste. Cuando una persona duerme demasiado, es porque se siente sola. Cuando una persona nunca llora, es porque es débil por dentro. Cuando una persona llora aún por cosas pequeñas, es porque es de corazón noble. Y cuando alguien te pregunta "¿Como estás" a pesar de estar muy ocupado, es porque realmente le interesas.
- Es que tampoco busco un príncipe, solo quiero un hombre que me trate como princesa, ¿Será mucho pedir? Dicen que merezco lo mejor, pero si lo mejor no es el...no lo quiero. No me mires así…¿Te parezco complicada como toda mujer, no?
- No es eso. Yo pienso que como toda mujer, fuiste hecha para ser amada, no para ser comprendida.
- En el fondo no somos complicadas! Entender a una mujer es sencillo: "Cinco minutos" es una hora, "Vete" es un abrázame y "Haz lo que quieras" es un desafío, no un permiso.
- Jaja, me gustó eso de "cinco minutos" es una hora. Es cierto!
- Es que nosotras nos bañamos, nos cambiamos, nos cambiamos, nos cambiamos, nos cambiamos, nos cambiamos, nos ponemos perfume y luego salimos. Hablando en serio, yo solo necesito un abrazo, que me digan que todo estará bien, una mirada de "no te preocupes", y un beso de "nunca me iré de tu lado". No me gusta que intenten cambiarme.
- En eso estoy de acuerdo. Cuando un hombre ama de verdad a una mujer, lo único que quiere cambiarle es su apellido.
- Que lindo! De eso hablo, yo necesito a un hombre así. Tengo amigas que están al lado de alguien, solo porque no encontraron a nadie mejor. Esa enorme diferencia entre quedarte con el porque no tienes planes, y no tener planes porque quieres quedarte con el!
- Bueno, tampoco te pongas tan dependiente de el...apenas lo conoces.
- No te pongas celoso. Ninguna mujer depende de un hombre, ustedes dependen de nosotras hasta para nacer! Lo que pasa es que cuando me enamoro me siento vulnerable. Abro mi pecho y mi corazón y eso significa que entra alguien para cambiarlo todo. Me pasé una vida entera construyendo esas defensas, una armadura completa, para que nada pueda herirme, y entonces entra alguien y le doy una parte de mi. El no me lo pidió explícitamente, solo me sonrió y entonces mi vida ya no fue mía. El amor siempre toma rehenes, mi amigo. Se mete dentro de una. No importa que tan fuerte me sienta, cuando amo, me siento una niña indefensa. Definitivamente el cerebro de una mujer funciona desde que nace...hasta que se enamora de verdad.
- No es que me ponga celoso. Solo que nadie merece tus lágrimas, y quien las merece, no te haría llorar.
- Pero si no estoy llorando, tonto! Solo estoy un poco mas sensible que de costumbre. La vida debería tener música de fondo y todos los días deberían ser viernes.
- Pero tu sabes que esa no es la vida real!
- Claro que lo se. Me di cuenta que estaba perdidamente enamorada cuando comencé a contar las horas y los días que faltaban para volver a verlo. Me di cuenta que todo se me había escapado de las manos cuando no pude volver a pensar en otra cosa que no fuera el. Me di cuenta que no había vuelta atrás, cuando mi corazón comenzaba a acelerarse cada vez que lo veía, cuando no podía despedirme sin antes darle un abrazo, un último abrazo, que me durara por un par de días.
- Y bueno...búscale el costado bueno: Lo fácil aburre, lo complicado seduce y lo difícil enamora.
- No sabes lo difícil que es quedarme callada después de escuchar algo que dijo que me lastimó, o notar que a veces le soy indiferente y tener que repetirme mil veces en la mente "Disimula, disimula" y sonreír débilmente para que nadie note que me dolió.
- Mi madre también solía decir que las mujeres son como las manzanas, siempre las mejores están en la cima del árbol. La mayoría de los hombres quiere ahorrarse el trabajo de subir, y siempre suele ser por miedo a caerse. Ellos siempre van por las manzanas podridas, las que están mas abajo y son fáciles. El problema es que las manzanas que están en la cima terminan pensando que hay algo malo con ellas, cuando en realidad son increíbles. Ellas solo tienen que esperar un poco mas, hasta que aparezca el hombre correcto lo suficientemente valiente para que se anime a subir hasta la cima.
- Que lindo! Era muy sabia tu madre! Algunos mejores momentos de la vida, son aquellos que no puedes contárselos a nadie. Por eso pienso que sería lindo traer de regreso a alguien del cielo y pasar un día con esa persona, solamente una vez, una última vez, para contarle todo lo que me pasa; pero es imposible, aunque a veces me haga tanta falta…
- Quien pudiera! Tal vez sería mejor si hablaras de tus sentimientos con esa persona y no conmigo. No hay nada mas feo en esta vida, que darle consejos a una mujer que amas, para que sea feliz con otro...
- ¿Por qué lo dices? No sabía que te molestara que te contara lo que siento.
- Mira, posiblemente esto te sorprenda, pero lo voy a decir de una vez; solo que no me interrumpas hasta que haya terminado. Sé que nunca te enamoré como ese hombre que me mencionas, que nunca te moví el piso ni te emocionaste por mi y que solo me ves como a un amigo. Sé que estando lejos no te acuerdas de mi, ni me extrañas. Perdí totalmente la cabeza por ti, te lloré, te amé, te esperé, te extrañé, te volví a llorar, me volvías a hacer mal, y yo seguía en lo mismo. No es fácil olvidar así de la nada cuando amas. Tampoco es fácil fijarse en otra persona cuando tienes a alguien en la cabeza. Tú nunca entendiste lo que sentí por ti, nunca fuiste capaz de ver que te amaba de verdad, que siempre pensaba en ti, y que nunca estuve tan pendiente de alguien, de como me preocupaba cuando estabas mal. Pero sé bien una cosa: puedes estar con quien se te cruce, o como se llame el imbécil que te tiene enamorada en este momento, pero si hay algo que doy por seguro, es que jamás nadie te va amar, ni llorar de la manera en que lo hice yo. Jamás. Puf...no puedo creer que finalmente te lo haya dicho!
- …Qué tonto! No se si lo que me enamoró de ti es lo asombroso que pareces o lo ingenuo que realmente eres.
- ¿Me estás diciendo que estás enamorada de...?
- ...De ti, pánfilo! ¿En serio que no te diste cuenta que siempre hablaba de ti? Pensé que mientras te contaba lo que sentía, ibas a interrumpirme con un beso.
- La verdad que yo no…me dejaste sin palabras, yo no pensé que…
- Shhhh, ya hablaste demasiado. Ahora nuestros labios tienen una conversación pendiente…


DANTE GEBEL 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Espacio Alquimista: Jalisco, Mx - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -