Posted by : nydia 10 oct. 2014


La escuela de enfermería es un tornado — ¡es la naturaleza de la bestia! Sin embargo, esta lista confeccionada por la estudiante de enfermería Lelisa Beth Gross está llena de sabiduría, coraje y expertos consejos para “la vuelta al cole” que agradecerás llevar en tu bolsillo trasero — nº 13 o nº 28 ¡podrían ser el mantra personal de cualquier estudiante de enfermería!
Hemera + iStockphoto | Thinkstock
¿Estás buscando una guía exhaustiva que te ayude a superar la escuela de enfermería sin ningún obstáculo? Bueno, estamos aquí para contarte que tal cosa no existe.
30 cosas que he aprendido en la escuela de enfermería
1. El tiempo es oro. Haz que cada segundo cuente (esto es un cliché, pero haz caso). La ropa para lavar siempre estará ahí, el examen que tienes el lunes, no.
2. No lo dejes para después. ¿Tienes un trabajo para dentro de cuatro semanas? Empieza tan pronto como recibas la tarea. Acabar antes de tiempo algo largo es un gran alivio. Ya estarás estresada, no añadas más leña al fuego.
3. Guárdalo todo en un lápiz USB. Pon el lápiz USB en el llavero que llevas encima a diario. Nunca sabes cuándo se va a perder, olvidar, etc. un trabajo. Un lápiz USB se convertirá en tu mejor amigo y lo vas a tratar como si fuera oro. (¡Es ASÍ de importante!)
4. No quemes tus puentes. ¿Y qué si el profesor estaba equivocado? ¿Y qué si te has sentido menospreciada? No te lo tomes tan a pecho. A la larga te beneficiará.
5. No te quejes. No lo hagas. Nunca sabes quién puede estar escuchando. Resérvalo para una salida nocturna o una conversación telefónica con tus amigas enfermeras.
6. Planes de cuidados. Aprende a amarlos. ¡Lo siento!
7. No les bailes el agua a los instructores. Hablarán de ti a tus espaldas. Sí, lo harán. A nadie le gusta la gente pelota. Sé amable y educada, pero no te pases.
8. Trata a tus pacientes/clientes como si fueran de tu familia. Sé amable, escucha sus historias y NO actúes como si te estuvieran haciendo perder el tiempo. Estás ahí para ellos. Muchas veces los pacientes alardearán de ti a tus instructores. ¡Eso tiene mucha influencia! Si no tienes una personalidad extrovertida, intenta superarlo. Los pacientes saben cuando estás nerviosa, asustada o cuando no quieres estar ahí. No les hagas sentir mal por necesitar atención.
9. No lleves tu móvil a clase o a la zona clínica. Aprende a separarte de ese preciado accesorio. Si realmente debes llevarlo encima, ponlo en silencio en cuanto entres por la puerta. Y por el amor de Dios, no envíes mensajes durante la clase.
10. Los grupos de estudio son tus aliados.

SIGUIENTE: ¡NO ERES UN SUPERHOMBRE/SUPERMUJER!
30 cosas que he aprendido en la escuela de enfermería
11. Aumentarás de peso.
12. Aprende a vivir con la casa patas arriba o aprende a aceptarlo. Es prácticamente imposible que puedas hacerlo todo.
13. No eres un superhombre/supermujer.
14. Cuando llegue la época de exámenes, no te asustes. Asegúrate de comer antes. Ir al examen con el estómago lleno y la cabeza clara hace maravillas.
15. Aprende a delegar el tiempo. ¿Qué es más importante: ir a la bolera con tu familia/amigos o estudiar? Si escoges la primera opción, quizá no deberías estar en la escuela de enfermería.
16. Presta atención a los anuncios de medicamentos. Aunque parezca extraño recordarás los efectos secundarios, etc., mucho mejor que memorizándolos de una ficha.
17. Date cuenta y asume que durante los dos, cuatro años siguientes tu vida social se habrá acabado. Quizá pienses que esto es una exageración, pero no lo es. Te perderás fiestas de cumpleaños, cenas, reuniones y otros eventos. No te sientas mal, es un mal necesario.
18. Intenta hacer un hueco para una escapada de fin de semana al finalizar cada semestre, aunque solo sea para ir a un parque nacional. Unos cuantos días lejos de la tecnología son buenos para tu paz mental. ¡Déjalo todo atrás, llévate a un amigo, a tu pareja o a tu familia y relájate! Te lo mereces.
 19. Hazte amiga de los compañeros que van por delante de ti y por detrás de ti. Los que van por delante pueden guiarte sabiamente por los semestres siguientes. Los que van por detrás de ti, necesitarán que les guíes. Recuerda, la escuela de enfermería es una gran familia disfuncional.
 20. Celebra los logros de tus compañeros. No envidies o te pongas celoso. Sois familia y las familias se apoyan en lo bueno y en lo malo. Tú también tendrás tu momento, así que apoya a los que te rodean.
21. Sé responsable. No dependas de los demás para los deberes. ¡Mantente al día! Lleva una agenda para poder apuntar las fechas de los exámenes y las fechas de entrega de los trabajos.
 22. Ten un tutor. ¿Ofrece tu escuela tutoría? ¿Hay algo que no acabas de entender? Consigue un tutor. No es una vergüenza necesitar ayuda. En algún momento de la carrera, todos nos tenemos que enfrentar a algo que no acabamos de entender. La tutoría te ayudará a largo plazo.
23. Las universidades son malas, ¿mmmkay?
24. Aprovecha el tiempo durante los desplazamientos. ¿Tienes un trayecto largo hasta tu clase? Grábate tus apuntes o las fichas de fármacos en una grabadora y escúchalo durante el viaje hasta la escuela.
25. Utiliza todos los recursos que tengas. Los CD que hay al final del libro contienen test para practicar. Utilízalos. También échale un vistazo a las webs que van con el libro. Ahí puedes encontrar a veces los test de preguntas que he mencionado. Las preguntas pueden no ser palabra por palabra, pero te pueden encaminar hacia la dirección correcta.
26. Disfruta de las vacaciones entre semestres. Pasa tiempo con tu familia, descansa o haz lo que quieras. Esos días son realmente valiosos.
27. No seas un bocazas y menciones las prácticas clínicas a tus amigos o familia… o peor aún en las redes sociales. Lo que pasa durante las prácticas se queda en las prácticas. Punto.
28. Tendrás días malos. Esto también pasará.
29. Instructores clínicos: consumen tu alma, la escupen y te devuelven los restos. En algún momento de la carrera, tendrás que enfrentarte a la hostilidad. Te destruirán, pero volverás a recomponerte. Una cosa que he notado: todo el mundo sale de la escuela de enfermería cambiado. ¿No lo entiendes? Bueno, ya lo harás.
30. Tus amigos de la escuela de enfermería son amigos para toda la vida. Acude a ellos cuando tengas un problema. Confía tus problemas personales a tus mejores amigos. Tener a alguien con quien desahogarte que entienda la mentalidad de la escuela de enfermería te ayudará a mantener la salud mental.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Espacio Alquimista: Jalisco, Mx - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -